Cenas de Navidad

Desde que decidí que iba a dar un giro en mi vida, desde que me di cuenta de lo que sucedía con nuestra privacidad, cambió mi forma de ver el mundo y de como actúo en la vida real.

Suprimí todas mis redes sociales, y todas las referencias que había sobre mi en la red, el teléfono pasó a ser un dispositivo para 2fa, y para hablar con 15 personas que solo tenían mi número ya que me cambié el número. Con esas 15 personas solo hablaba por signal (app) pero eso me hizo ver la otra realidad de la gente.

Navidad, cenas familiares, paseos familiares, y me doy cuenta que todos viven obsesionados con hacer fotos, ven el mundo a través de pantallas y solo buscan hacer la foto que les dará mas comentarios y les dará mas me gustas en redes sociales, es decir no viven con la familia ese momento sino buscan su interacción con la red.

Pero eso no es lo mas jodido, lo mas jodido es cuando dices “si me haces alguna foto no la subas a la red” y te miran mal o te responden mal, piensan que eres un bicho raro, pero quien es el raro aquí?

O sea que compartir toda tu vida en internet, que todo el mundo pueda saber todo de ti, ¿eso no es ser raro? no lo entiendo, que vivas pegado a un teléfono 24 horas, que si te lo olvidas en casa tengas que dar la vuelta estés donde estés para cogerlo, que estés en una reunión familiar y todos estén mirando las pantallas ¿eso no es ser raro?

O sea que querer tener privacidad, no querer hacer publica mi vida privada y mi intimidad, no querer hacer publicos mis gustos, querer ver la vida con mis ojos y mis recuerdos y no tras una pantalla… ¿eso es ser raro? pues lo siento pero tranquilos que llegará el momento en el que me entenderéis y veréis quienes son realmente los raros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *