De cabeza contra la pared

Hace meses que empecé este blog, sin ayuda, sin recursos y sobre todo contracorriente, sin hacer publicidad ni tener cuentas en redes sociales ya que son el antagonismo de la privacidad, intentar llegar a la gente como se pueda.

Usando solo Linkedin, que aunque es una Red Profesional y tiene sus intringulis de privacidad intento bloquear sus intromisiones, pues bien ahí es donde intento abrir los ojos al a gente, gente “profesional” gente que vive con la tecnología y que aparentemente debería importarle la privacidad. Con mas de 5000 seguidores esperaba que “algo” llegara a la gente, escribiendo cosas importantes, que no son una tontería y que refleja la realidad de lo que está pasando o que pasará. Pero lamentablemente la gente le importa poco para que os hagáis una idea 500 visitas los últimos 7 días, se puede mirar desde dos puntos de vista, el primero al no existir para los buscadores y redes sociales esta muy bien ese resultado o desde otro punto de vista, con mas de cinco mil seguidores esa cifra es muy baja.

Puede que me este dando de cabeza contra una pared y que parezca que lucho por un ideal ficticio, pero el que la sigue la consigue y llegará un momento que se me escuchará, se me leerá y no diré “os lo advertí” no hará falta porque habréis perdido la privacidad y la intimidad y eso será suficiente daño para vosotros como para que yo toque mas en la llaga.

Seguiré aquí al pie del blog, informando, analizando y atacando a los que vulneran la privacidad y la intimidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *