¿Derecho a decidir? IoT

El internet de las cosas ya es un hecho, casi todo esta prácticamente conectado desde cafeteras, a robots de cocina, neveras, aspiradoras, coches, teles, altavoces, muñecas, controladores de consumo... y un largo etc de productos. Aunque en la actualidad aun se puede encontrar productos que no estén conectados, llegará un momento en que prácticamente todo estará conectado, controlado, rastreado y manipulado para que los datos y metadatos que esos productos envían puedan ser analizados y utilizados tanto para nuestro bien como para nuestro mal.

Dónde quedará nuestro derecho a decidir si queremos o no queremos conectarnos? En poco tiempo será difícil no encontrar una cosa conectada y por lo tanto que deje rastro nuestro, ¿dónde quedara nuestra privacidad e intimidad? Unos lo llamarán evolución y que tenemos que adaptarnos pero si afecta a un derecho fundamental como es la intimidad, es evolución involución o intromisión?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *