Leyes del pasado, para un presente Futurista

Que los creadores de Internet se sientan horrorizados en lo que se ha convertido la red tendría que preocuparnos, que Amnistía Internacional acuse a Facebook y a Google de ser un peligro sin precedentes para los derechos humanos, tendría que preocuparnos y es que los datos y la privacidad se han convertido en algo mas valioso que el oro, se ha perdido cualquier derecho a la intimidad porque la misma gente comparte sus datos o porque nos los roban. Y las leyes no favorecen para nada al usuario, pues si las grandes corporaciones que tienen, roban y mueven esos datos ganan mas que el PIB de los países que dictan las leyes. Leyes blandas, sanciones blandas para el contrabando de derechos fundamentales.

Si se trata de un presente futurista, porque por primera vez en la historia hay dos realidades, cada persona tiene dos personalidades, una realidad una personalidad es la física, la de a pie y la otra realidad y la otra personalidad es la virtual (Es como si Matrix se hubiera materializado) cualquier persona conectada tiene unos datos en la red que construyen esa personalidad que las grandes corporaciones usan y conocen mejor que ellos mismos a su personalidad física.

El problema es que no se quiere mediar ante esta situación, no se quiere poner freno porque ¿qué gobierno no querría tener todos esos datos disponibles? ¿y quién gobierna realmente los políticos que votamos o las grandes corporaciones?

¿por qué será que muchos presidentes y ministros usan teléfonos encriptados? porque saben lo que hay

Vivimos en una falsa democracia dominada por DON DINERO y ya TAMBIEN porque no decirlo por DON DATO, quien tiene la INFORMACIÓN TIENE EL PODER.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *